Dibujo niños inglés

La globalización, el internet, la televisión y la posibilidad de que nuestros hijos gocen en un futuro de mayores y mejores oportunidades que nosotros, son factores que están influyendo para que como padres estemos más interesados en darles la posibilidad de que hablen otro idioma, en especial el inglés.

La formación educativa que hoy en día reciben los niños debe ir más allá del aprendizaje de las materias básicas impartidas en la escuela, es necesario que los niños además de su idioma materno, expandan sus conocimientos aprendiendo otro idioma y que mejor que aquel que se habla en la mayor parte del mundo. El hecho de que el niño hable inglés aparte de su lengua materna, no le creará confusión, como muchos padres creen, al contario, tendrá más facilidad de absorber todos los conocimientos y aprender a dominarlo de forma más fácil.

¿Qué ventajas tiene para el niño el aprender inglés?

- Una de las ventajas del inglés con respecto a otros idiomas, es que siempre sabemos un poco de vocabulario ya que aún sin darnos cuenta, usamos el idioma de manera cotidiana y lo vemos en todos lados: anuncios espectaculares, comerciales, programas de radio y TV, revistas de casi todo tipo, en la computadora, en Internet, etc.

- El aprender este otro idioma, hace que los niños tengan conciencia de que el mundo no es todo igual, de que existe una apreciación por las diferencias y un entendimiento de otros puntos de vista diferentes al propio.

- Los niños se vuelven más creativos y desarrollan mejor las habilidades de resolución de problemas.

- Ayuda a programar los circuitos cerebrales del niño para que posteriormente le sea más fácil aprender más idiomas.

- Les ayuda a desarrollar la confianza necesaria para enfrentarse con éxito a las relaciones sociales: les ayuda a ser más comunicativos.

- Les ayuda a ser más comprensivos, tolerantes y respetuosos con la identidad cultural, los derechos y los valores de los otros.

- Les ayuda a conocer más su lengua materna y a usarla con más eficacia.

- Les ayuda a prepararse para el futuro. Cuando entran a la secundaria, preparatoria y a las universidades ahora se les exige que aprendan otro idioma, así que aquellos que ya tienen una base pueden avanzar aún más. En nuestro futuro, el mercado de trabajos requerirá de individuos que ya no sólo dominen el inglés sino más idiomas.