Dibujo yoga

Durante la ejecución de las asanas, el cuerpo y la mente están unidos por la respiración. La respiración sigue el movimiento y el movimiento sigue a la respiración. Esto constituye el aspecto dinámico. En el aspecto estático, la respiración ayuda al cuerpo a relajarse y la mente se calma porque está focalizada en el “aquí y ahora”, es decir, en el momento presente.

Practicar Yoga desde pequeños proporciona a los niños algunas de las mejores “herramientas” para la vida. Con su natural flexibilidad y sentido del equilibrio, por lo general les resulta mucho más fácil que a los adultos adoptar posturas y pueden progresar rápidamente. La mayoría de los niños son emprendedores y lo único que necesitan es un poco de estímulo.

El Yoga ofrece a los niños la posibilidad de conocer su cuerpo, moverse con soltura, adquirir buenos hábitos posturales y estar consciente de sus propias sensaciones, respirar bien, reponer y canalizar su energía, comunicarse y expresarse dentro de un clima favorable de distensión, despertar una actitud de aceptación hacia sí mismo y hacia los demás, aprender a relajarse y desarrollar su capacidad de atención, memoria y concentración.

En este taller se ayudará a los niños a adoptar las posiciones correctas cuidando de no forzarlos jamás a que adopten una postura, ya que en ellos los huesos y músculos están en crecimiento.  En Yoga, el trabajo corporal se ejecuta de manera consciente. Los movimientos son armoniosos, lentos, suaves, sin forcejeos ni tirones.

La práctica de asanas es un buen medio para que los niños aprendan a lentificar el movimiento, mantengan su atención, tomen conciencia de la progresión en la postura, el silencio en ella y la importancia de no competir con él mismo ni con los demás, de trabajar suavemente y sin brusquedad. Las asanas posibilitan también la confianza en uno mismo y el ánimo de superación.

Uno de los posibles problemas es la concentración, puesto que la duración de la atención en los niños no es muy larga por lo que se estimulará su interés haciendo que las sesiones sean divertidas.

Para ello, aprovecharemos su imaginación, la gran capacidad mímica que tienen la mayoría de los niños y el hecho de que muchas asanas llevan nombres de animales (gato, saltamontes, cobra) u objetos (pinza, arado).

La respiración correcta y la relajación adecua son de suma importancia ya que incrementan la capacidad de concentración de los niños y favorecen el manejo positivo de emociones y tensiones.

Objetivos:

En este Taller procuraremos trabajar en orden a:

  • Mejorar las posturas corporales de los niños
  • Fortalecer el sistema respiratorio
  • Contribuir a la integración del sistema  propioceptivo.
  • Favorecer el autoconocimiento

Lugar físico del Taller:

Centro de Educación Infantil Bilingüe Pekes, Torre del Mar.

Monitora/Profesora responsable:

María del Huerto Perezlindo

Destinatarios:

Niños y niñas entre 3 y 8 años

Bibliografía:

“El nuevo libro del Yoga” del Centro Sivananda Vedanta. RBA Libros, barcelona.

“Yoga. Mastering the basics”. Himalayan Institut, Pennsylvania, USA.

“Textbook of Yoga” de Yogeswar. Penguins Books, India.