• Pekes
    Pekes
  • Clases
    Clases
  • Patios
    Patios
Imagen banderas

La adquisición supone aprender el idioma en situaciones comunes, que favorecen un desarrollo gradual de la capacidad de comunicarse en otra lengua. Es decir, si el niño vive en el país donde se habla este idioma, va al colegio o guardería, se relaciona con gente que habla el nuevo idioma de manera regular, etc. la adquisición de ese idioma va a realizarse de manera natural y sin mucho esfuerzo por parte del niño.

La manera de aprender es muy parecida a la de la adquisición del idioma materno. Se basa primero en entender, pasando por el reconocimiento de palabras sueltas, a frases enteras, y luego a hablar.

Si el niño es muy pequeño y está todavía aprendiendo a perfeccionar el suyo, es posible que la adaptación a ese nuevo idioma sea más fácil desde el punto de vista de poder emular los sonidos y a querer comunicarse con los demás; siempre y cuando tenga acceso regular a ese nuevo idioma.

El estudio, según Yule, es un proceso consciente de acumulación de conocimientos, reducido a unas horas concretas a la semana.

Yule destaca que aquellos cuya segunda lengua proviene de la experiencia diaria desarrollan una capacidad de comunicación superior a la de los que la obtienen por medio del estudio.

Además de la lengua en sí, se adquiere otra forma de pensar; en definitiva, se conoce otra forma de entender el mundo y aprender una nueva cultura.

En el ámbito social, el bilingüismo será una ventaja a la hora de acceder al mercado laboral, ya que está cada vez más valorado.